Las Cosas De Altisidora

Todas estas malandanzas te suceden, empedernido caballero, por el pecado de tu dureza y pertinacia; y plega a Dios que se le olvide a Sancho tu escudero el azotarse, porque nunca salga de su encanto esta tan amada tuya Dulcinea, ni tú la goces, ni llegues a tálamo con ella, a lo menos viviendo yo, que te adoro.

En realidad preocupa España 29/04/2010

Hoy, al hilo de las publicación en El País de una noticia sobre el mapa de las fosas comunes en España, he tenido el disgusto de leer un comentario realmente atroz y espeluznante.

Una persona decía que a los ‘rojos’ sólo les preocupa seguir intentando localizar el cuerpo del ‘maricón’ de Lorca. No daba crédito a lo que leía. Sobre todo, no daba crédito a la publicación de semejante comentario. Sé cómo funciona un diario digital y los comentarios se moderan, como en un foro, y aunque la censura es algo macabro y desfasado, y la libertad de expresión un derecho constitucional, hay cosas que no se pueden consentir.

No sólo no podemos consentir que se utilice el término ‘maricón’ como un insulto sino que, además, alguien se mofe, con ello, de un fusilamiento terrible que nos privó de uno de los más grandes de la Literatura y que, además, nos quitó la posibilidad de ir a llorarle a su sagrada sepultura porque está enterrado, como un animal, en Dios sabe dónde en Granada.

Con ese comentario se mofa de todos los ‘maricones’ que fueron encarcelados por ese hecho que atañe a su vida íntima y personal (la antigua cárcel de Huelva da fe de ello con una placa a los homosexuales que allí cumplieron condena), amén de todos los ‘maricones’ actuales y diría incluso de todos los muertos y torturados por pensar diferente (ya sea en tendencia sexual, religión, política…o lo que sea).

A los ‘rojos’ no nos preocupa sólo encontrar el cuerpo de Lorca, ‘maricón’ o no, símbolo de la destrucción de la intelectualidad por parte de aquel señor bajito que no quería que ningún español pensase por sí mismo. A los ‘rojos’ y a mucha gente que no es roja le preocupa restaurar la dignidad de tantos y tantos desaparecidos durante uno de los periodos más oscuros y sangrientos de nuestra historia moderna.

Todos tenemos derecho a descansar en paz, todos tenemos derecho a llorar a nuestros muertos y todos tenemos derecho a que se respete nuestro honor y dignidad, a que se nos respete como seres humanos.

No es cuestión de venganza sino de reparación del daño. No es cuestión de alejar a la opinión pública de lo que ‘realmente importa’ (paro, corrupción, crisis, crisis, crisis) sino de hacer ver que todo importa: importa ese 20% de parados, importa que ZP sea incapaz de hacer algo con la crisis y que estemos abocados a ser otra Grecia, importa que no seamos emprendedores, importa la corrupción, importan los delitos actuales…todo importa. Pero también importa reparar la memoria de aquellos que fueron condenados al olvido en cunetas y campos de España. Importa Lorca, importa Hernández… importamos todos.

Anuncios
 

Alucino con Esperanza 22/02/2010

Cuando ya pensaba que Esperanza Aguirre no podía soltar más sandeces por esa boquita que Dios le ha dado, va y vuelve a hacer una de esas declaraciones, ‘off the record’, que parece que tanto le gustan últimamente.

La última de la ‘reina’ madrileña es decir, presuntamente desde la ironía (aunque también dudo que Espe sepa lo que es la ironía y el sarcasmo), que el pacto con el PSOE pasa por que le den al PP dos ministerios, concretamente Economía y Trabajo. ¡olé, olé y olé! Y la señora se queda tan ancha.

Alguien debería decirle  a esta mujer que el derecho a tener una cartera en un Ministerio para por que tu partido político gane las elecciones, y como en las Generales no hay tamayazos que valgan, resulta que el PP perdió las últimas y, por tanto, derechos a Ministerios, cero patatero. Aparte, jugar a la extorsión infantil del tipo “mamá, mamá: si no me das caramelos, te pintarrajeo las paredes”, que es a lo que suena lo del pacto a cambio de ministros populares, es ridículo y demuestra que no hay interés por mejorar las cosas, sino empeorarlas para ganar a toda costa y luego volver a enriquecer a los amigos.

Yo no entiendo muy bien cómo el partido en el que milita le permite hacer ese tipo de declaraciones absurdas, carentes de sentido y que demuestran claramente que al PP no le interesan los pactos de gobierno ni por el bien de España ni de los españoles. A ellos lo que les gusta es el ‘cuanto peor vayan las cosas, mejor para nosotros’. ¿Realmente ése es el partido que los españoles queremos que nos gobierne? ¿Ellos nos van a sacar de la crisis cuando una de sus ‘cabezas de cartel’ dice que sólo se pacta si le dan parte del Gobierno del país? Habrase visto semejante incongruencia en algún país del Primer Mundo…

No sé qué pretende Aguirre al decir que ellos ‘merecen’ esos dos ministerios porque sus recetas económicas son las que pueden sacar a España del pozo y, a la vez, no hago más que oir voces provenientes de Madrid y Comunidad Valenciana, ambas presididas por el PP, que dicen que si no son capaces de arreglar las cosas a escala autonómica, ¿cómo van a hacerlo a escala nacional?.

Lo peor de todo es que ZP está tan a la deriva en medio de la crisis que el PP gana adeptos a pesar de que no es la solución: no nos pueden gobernar personas que descalifican permanentemente al país cuando más necesita del apoyo de todos, no nos pueden gobernar personas que están siendo investigadas por una presunta trama de corrupción bastante grave, no nos pueden gobernar personas que insultan gravemente a compañeros de partido que son indudablemente mejor que ellos, no nos pueden gobernar señores que ponen condiciones inasumibles a un pacto necesario y beneficioso para todos. El PP no puede ni debe ser la solución a los problemas de España.

Hoy le tengo especial tirria a doña Espe, pero es lógico si tienes en cuenta que estamos ante una señora que ha perdido toda su credibilidad con el insulto y el comentario despectivo, que pide cosas imposibles, que es imagen de lo peor que hay en política y que demuestra con sus actos que lo que le interesa es el poder por el poder y el bien ciudadano, que lo hagan otros o que se aguanten.

 

Por un puñado de euros (426 exactamente) 14/02/2010

Esta semana, el Gobierno de ZP prorrogó la ayuda de 420€ (ahora 426€) durante otros seis meses para aquellas personas en paro que no cobren ya subsidios por desempleo (y que no hayan cobrado con anterioridad esta ayuda).

La medida ha sido ampliamente criticada, sobre todo por el PP, pero también por muchos ‘progres’ españoles, tal y como se puede comprobar leyendo los comentarios a las noticias que publica El País a diario.

No entiendo cómo hemos llegado a convertirnos en una sociedad tan rastrera e insolidaria que pone el grito en el cielo porque, a pesar de la crisis económica que nos ahoga a todos, el Gobierno decide darle una mínima ayuda a los que se han quedado sin nada para que, al menos puedan comer.

La gente repite que son nosécuántos millones de euros tirados a la basura, igual que la vez anterior y que se deje de limosnas y acabe con el paro. Como si acabar con el paro fuera tan fácil, Sobre todo en un país cuya economía se ha sustentado la última década en el ladrillo y ahora que ha estallado la burbuja inmobiliaria, todo el que trabajaba en la construcción, directa o indirectamente, ha pasado a engrosar las listas del INEM.

Que genere empleo le dicen a ZP y se deje de chorradas. Eso, que genere empleo y mientras tanto que todas esas personas que no tienen sueldos ni subsidios se mueran de hambre o si no, las eliminamos. Total, no seríamos, desgraciadamente, los primeros en la Historia de la Humanidad es hacer algo tan atroz e inhumano.

Por muy mal que vayan las cosas no podemos dejar desamparados a los más de 4 millones de parados que, oficialmente, hay en España. Y por supuesto lo que no se puede hacer, como mucha gente en los foros de El País (e imagino que en otros periódicos que, reconozco, no he leído, porque soy ‘progre’ y me gusta cómo cuentan las cosas los de Prisa. Soy humana y subjetiva y no me avergüenza reconocerlo, a pesar de haber estudiado periodismo) es llamar vagos, vividores del cuento, a estas personas que cobran los subsidios. Ya, claro, me voy a ir al pago porque es un chollazo que ZP me de 426€ al mes en vez de ser mileurista en toda regla. Es ridículo, absurdo, demagogo y propio de una mente obtusa e inculta, además de ser insolidario y vergonzoso. Esperemos que estas personas nunca se vean en esa situación de necesidad.

Y lo de ‘genera empleo’ es, cuanto menos, divertidísimo. Un ejemplo: la empresa en la que trabajo es una de las empresas andaluzas del sector en el que nos movemos que menos ha acusado la crisis y que ha obtenido más beneficios. Claro que no han ganado tanto como esperaban pero que no tergiversen la verdad: no han perdido sino, simplemente, han dejado de ganar en función de sus previsiones totales. A pesar de obtener beneficios han despedido a unas 20 personas desde noviembre, la mayoría improcedentes (y algún que otro contrato no renovado o finalizaciones de obras y servicios), y muchos acabarán (o acabaremos) igual que ‘nuestros compañeros caídos’. ¿Tiene la culpa ZP de eso?. Es decir, ¿qué puede hacer este Gobierno o cualquier otro para evitar que un empresario despida ‘x’ personas, a pesar de obtener beneficios, simplemente porque con menos personal pagará menos sueldos y, por tanto, más dinero para él?.

El problema del empleo en este país creo que es que a los empresarios sólo les importa enriquecerse a toda costa y mientras sus cuentas corrientes estén llenas de ceros (a la derecha) da igual que seamos el penúltimo en Europa, que nos llamen ‘cerdos’ desde Financial Times, que no tengamos industrias, que apenas exportemos, que las pocas industrias que tenemos fabriquen en el tercer Mundo porque es mejor pagar 30 € al mes en Vietnam que mil en España, que nos ahoguemos entre ladrillos y pisos vacíos que nadie puede comprar. Nada importa si ellos siguen siendo ricos. Los empresarios no quieren invertir en calidad de vida para la mayoría mediante el fomento del empleo y sueldos dignos. Quieren calidad de vida para ellos y sus opulentas familias. Y así, mientras tanto, los pobres cada vez son más pobres y los ricos más ricos. Y…¿a qué me recuerda esto?…ah! Claro: a Centro y Sudamérica.

En definitiva: claro que el Gobierno debe fomentar la creación de empleo, no subirnos los impuestos a niveles alemanes cuando nuestros sueldos están a niveles búlgaros (por poner un ejemplo al voleo), bajar sueldos a políticos y altos funcionarios, fomentar ayudas al empresario emprendedor y al que cree futuro.

Y mientras hace todas esas cosas y muchas más (no soy, ni lo pretendo, una experta en Economía. Es más: entiendo poco de ella) bien por los 426€ de ayuda a los más necesitados porque por mucho que algunos digan que eso es una miseria, pregúntale a quien no tiene nada si no le vienen bien, al menos, para llevar un plato de comida a su casa cada día. Porque la calidad moral de un país se mide, en parte, por su solidaridad y no puedes dejar en la miseria y la indigencia a quien no tiene un sueldo por las circunstancias de la crisis porque no hay dinero y el Estado sigue endeudándose. Al menos estaremos endeudados, pero con las conciencias tranquilas.

 

Preocupaciones 03/02/2010

Hoy estoy preocupadísima por el futuro de este país, de sus 4 millones de parados y los que tengan que venir, porque Aznar y Rato nos dejaron una herencia económica de mierda (sin contar Irak, las mentiras del 11M, el Yak42, las Azores…) y ahora se dedican a echarle la culpa a ZP cuando ellos fueron los que vendieron nuestras almas al diablo (aunque ZP es innegable que lo hace de puta pena), porque eso de que nos comparen con Grecia da miedo, aunque más miedo da que nos comparen con la Argentina previa al ‘corralito’-

Porque no podremos tener niños (qué futuro vamos a darles?), porque no tendremos vejez (nos moriremos de pena y de hambre antes), porque nos engañaron: ve a la Universidad, fórmate…y acabarás siendo un simple mileurista aunque, eso sí, sobradamente preparado. Y porque somos la primera generación que viviremos peor que nuestros padres…ellos pudieron comprarse casas y coches, algunos incluso tienen una segunda residencia, se jubilarán con buenas pensiones…y nosotros, ¿qué?

Porque en la UE y en el mundo rico en general nos llaman ‘PIGS’ despectivamente, claro, pasando de ser ‘el milagro español’ a quien pone en riesgo la estabilidad de la Unión. Y a ver cuánto tardan en echarnos de la UE y qué será de nosotros entonces (¿volverá nuestra peseta?). Porque el FMI pide rebajas en los salarios en el país del “Primer Mundo” con los sueldos medios más bajos…¡¡que se lo bajen a su p#@% madre!!

Y sí que debería haber rebajas en los salarios, pero a quien deberían bajárselos es a los políticos, los controladores aéreos  (que encima rompen las negociaciones porque es que cobrar lo que un español normal no ganaría ni aún si viviera 10 veces no les da para comer a los #@&$/# (prefiero no decir lo que pienso, no sea que me denuncien por atentar contra el honor de estos señores), los funcionarios a los que SÍ se le suben los sueldos (y tienen puestos vitalicios, cobran pensiones íntegras…), a los militares, a los banqueros, a los especuladores inmobiliarios, a los futbolistas y deportistas de élite (de los que ganan millones me refiero) en general, al rey y su familia, que se llevan un pico de los presupuestos y segurísimo que podrían vivir con mucho menos o, mejor aún, con la herencia menorquina que han recibido y que podrían haber donado a las arcas del estado, para beneficio de todos los españoles a los que siguen sin preguntarnos si no preferiríamos otra forma de gobierno democrático que no provenga del siglo XVIII y que NO era la forma en la que los españoles estábamos gobernados legalmente antes de la dictadura. Que rebajen las pensiones vitalicias de los políticos (¿8 años en el gobierno y a cobrar sueldazo de por vida?: muchos podrían tomar ejemplo de Rodríguez Ibarra, renunciar al sueldazo y trabajar como hacemos, o intentamos, todos). Que multen a los empresarios que no dan sueldos competitivos a sus empleados, a los que defraudan, a los que hacen chanchullos para ganar más a costa de putear más y mejor a sus empleados, a los que no inviertan en España y a los que se vayan a China o similares a contratar niños por 1 € la hora…

A lo mejor así nos iría mejor, y sin necesidad de subir la edad de jubilación (y conste que no me parece mal porque, de no hacerlo, no sé de dónde pensamos cobrar mañana los treintañeros de hoy), los impuestos, el IRPF y todo lo que se nos ocurra, sin necesidad de abaratar el despido ni todas esas cosas que, al final, sólo afectan a la clase media y trabajadora española, que cada vez es menos media y más pobre.

Qué país…

 

Nombre en clave: socialdemócrata 08/02/2009

Hoy una amiga y compañera de trabajo, mientras hablábamos de política a una hora infame para temas tan elevados (16:00 horas, medio adormiladas después de almorzar y en el trabajo…) me ha definido como la representante tipo o modelo de la Socialdemocracia: “tú no eres rojilla…sino socialdemócrata. Cumples perfectamente el perfil de representante tipo de la socialdemocracia”, me ha venido a decir, más o menos.

A saber: joven, de profesión liberal (en mi caso, el periodismo), de familia de clase media también socialdemócrata, progresista, que cree en la movilización social pero no en la revolución…en definitiva, el público-objetivo primordial y principal del PSOE. A esto añado yo: republicana convencida y fan de ZP (y de Carme Chacón, qué diablos).

La Socialdemocracia fue una ideología política de final del XIX que no pretende acabar con el predominio del  Capitalismo (Socialismo) o, directamente, reemplezarlo y punto (Marxismo). La Socialdemocracia cree en la reforma democrática del capitalismo, mediante la regulación estatal y la creación de programas y organizaciones también estatales cuyo objetivo sea aliviar o eliminar las injusticias que provoca el ssitema de mercado.

Un socialdemócrata cree en la participación ciudadana para realizar la reforma de la sociedad, cree en la protección del medioambiente y cree en la integración racial y de las minorías en general.

Es cierto: me adapto a la perfección a ese perfil, porque creo en el capitalismo, pero con ciertos límites, es decir, dejando hacer a los gobiernos para garantizar la protección de la ciudadanía, creando un auténtico estado de bienestar para todos. Un socialdemócrata cree en el aumento de las pensiones, las subvenciones, las ayudas a asociaciones sociales y culturales, la creación y mantenimiento de empresas públicas (a todos los niveles, incluyendo los medios de comunicación),  en el matrimonio gay y el derecho a adpotar tanto de parejas gays como heteros y, por supuesto, de personas sin pareja que deseen ser padres; creo en la legalización de ciertos asuntos controvertidos que no voy a poner por escrito para no herir sensibilidades, porque creo en la libertad de expresión y, desde luego y como periodista, en la de información, pero como también creo que la libertad de cada uno termina donde empieza la de otro, no voy a abrir debates peliagudos; creo en la educación pública y laica, en la libertad de cultos y religiones (pero en un estado laico). Y creo en los derechos humanos, en los de los animales…¡y en los de las plantas! y, por encima de todo, creo en las libertades individuales de todos los ciudadanos (afecten a la cuestión que afecten: sexo, religión…).

Por todo ello, me encanta que Felipe González fuese Presidente de este país, porque es, quizás, el máximo representante de la Socialdemocracia en España. Y por eso soy fan de ZP.

Sí, soy “progre” y es curioso, porque mucha gente opina que soy una pija…quizás sea un nuevo tipo de pijas, esas que votan al PSOE y creen en las políticas sociales y la necesaria intervención del Estado en ciertas cuestiones para mejorar la calidad de vida de todos.

Mi amiga dice que yo soy su candidata, es decir, que si fuera política, me votaría…me lo plantearé. Y como decían los franceses (muchísimo antes de Sarkozy): “LIBERTÉ, EGALITÉ, FRATERNITÉ”