Las Cosas De Altisidora

Todas estas malandanzas te suceden, empedernido caballero, por el pecado de tu dureza y pertinacia; y plega a Dios que se le olvide a Sancho tu escudero el azotarse, porque nunca salga de su encanto esta tan amada tuya Dulcinea, ni tú la goces, ni llegues a tálamo con ella, a lo menos viviendo yo, que te adoro.

Versionando los éxitos de otros 01/09/2010

Otra variedad en lo que a covers (homenajes, versiones…) se refiere, es coger un éxito de otro grupo y/o cantante (a veces, su único éxito) y hacer tu reinterpretación del mismo intentando, quizás, tener tanta o más suerte que su intérprete original.

En este caso, siempre es importante pasarlo por el tamiz de tu propio estilo musical, imprimiéndole tu propio sello y, así, ser reconocido por haber hecho algo nuevo a la vez que rendías tributo a alguien.

Guns N’ Roses y temazos rock

La banda californiana de Hard Rock, con más de 110 millones de álbumes vendidos en el mundo y algunas de las canciones rock más importantes de finales de los 80 y principios de los 90 en su haber (Sweet Child O’Mine, Welcome To The Jungle, Paradise City, Patience, Don’t Cry, You Could Be Mine…), también sentía predilección por el versionado y así lo hizo en varias ocasiones.

Primero grabaron una interesantísima versión de “Knockin’ On Heaven’s Door” de Bob Dylan, que se incluyó en la BSO de la película “Días de Trueno” de Tom Cruise. Esta versión se hizo tremendamente famosa, tanto que la incluían en su repertorio en vivo con frecuencia e incluso la llegaron a interpretar en el concierto-homenaje (20 de abril de 1992) a Freddie Mercury tras la muerte del inolvidable cantante de Queen.

Posteriormente, grabaron un cover de “Live And Let Die”, de Paul McCartney, que siempre fue el Beatle más cañero (si no, escuchad “Helter Skelter”, tristemente conocida porque fue la presunta inspiradora del asesinato de Sharon Tate a manos de la familia de Charles Manson).

En 1993 la banda, previo a la deblace final, grabó el disco “The Spaghetti Incident?” formado totalmente por versiones de temas punk y glam de finales de los 70 y principios de los 80, con la excepción del primer single, “Since I Don’t Have You”, original de 1959 del grupo The Skyliners.

En este álbum incluyeron versiones de The Stooges, The Misfits, The Sex Pistols o New York Dolls, entre otros.

En 1994, tras el despido de Gilby Clarke (sustituido por un amigo de Axl Rose) grabaron una versión de uno de los grandes temas de The Rolling Stones, “Sympathy For The Devil”, que se incluyó en la BSO de “Entevista Con El Vampiro” y que se escuchaba en la memorable escena final de la película desde la radio del coche.

Después de la BSO de la película de Neil Jordan, la banda, en su formación original, fue disolviéndose poco a poco. Para muchos treintañeros de hoy en día, será uno de nuestros grandes referentes musicales, como los Rolling o los Beatles para nuestros padres.

A Marilyn Manson le gusta el tecnho

Ya de entrada tengamos una cosa clara: un tío que crea su nombre artístico a partir de los nombres de la actriz suicida Marilyn Monroe y el asesino Charles Manson muy normal no tiene que ser. Y si a eso le sumamos cierta leyenda urbana que dice que salía en “Aquellos Maravillosos Años”…apaga y vámonos. Bueno, todo eso y que da un miedo que espanta, aunque, al parecer, hay ‘tías buenas’ en Hollywood a las que le pone el Manson, algo tendrá cuando Rose McGowan, Dota Von Teese o Evan Rachel Wood han caido rendida ante ¿sus encantos?

A pesar de todo es, según los especialistas de Hit Parader, el 44 en la lista de los 100 mejores vocalistas de metal de la historia. Y tiene fans, muchísimos fans. Vamos, que son legión.

Pues bien, su primer éxito fue una versión de Eurythmics, el grupo de Annie Lennox. Concretamente fue “Sweet Dreams”, el mayor éxito del grupo original y en una versión, por supuesto, oscura y gótica, como es él…

En 2002 Marilyn Manson publicó una versión de “Tainted Love”, canción de 1964 de Gloria Jones y popularizada por Soft Cell, probablemente su único éxito.

El cover de Manson fue single de la BSO de la película “Not Another Teen Movie” (parodia de las películas de adolescentes e institutos norteamericanas).

Y, por último, nuestro gótico preferido versionó, en 2006, uno de los grandes éxitos de Depeche Mode, “Personal Jesus” (original de 1984), sin hacer grandes variaciones al original, excepto en ciertas distorsiones de guitarra.

 

Los heavys y los rockeros también homenajean 19/08/2010

Es común que cantantes y grupos de cualquier género musical versionen grandes clásicos del hard rock y del heavy y así, a la más que prescindible versión del Nothing Else Matters de Lucie Silvas se une, ahora, una aún más prescindible, por nefasta, versión: la de Every Rose Has Its Thorn de Hanna Montana…quiero decir, Miley Cyrus, que ya no quiere que la recuerden por el personaje que le dio fama mundial.

Pero no sólo ellos son versionados sino que también versionan y, en ocasiones, lo hacen con curiosísimos temas, no por ninguna razón especial sino, simplemente, porque los géneros de los que se sirven para sus homenajes están bastante alejados del hard rock y el heavy.

Blind Guardian y el Pop

En primer lugar nombraremos a Blind Guardian, alemanes y en esto de la música desde 1986, aunque consolidados a partir del 90. Según los entendidos en heavy metal, son constantes sus referencias a la literatura fantásica en su música, concretamente de Tolkien y Stephen King que los hace, cuanto menos, curiosos musicalmente hablando.

Hicieron una versión de Mister Sandman, tema compuesto en 1954 (mi madre ni había nacido) y que originalmente interpretaba el cuarteto femenino de pop a capella The Chordettes. Por cierto es ésta una canción muy versionada: Chuck Berry, Linda McCartney, Marvin Gaye e incluso Roberto Carlos (el futbolista no, está claro) y nuestros nacionales Mocedades la han interpretado en alguna ocasión.

[Mr Sandman y Blind Guardian]

[Mr Sandman y The Chordettes]

Por cierto, que los Blind Guardian deben admirar a los Beach Boys, porque han versionado sus temas Barbara Ann y Surfin’ USA.

Manowar y la ópera

Entre todos los homenajes y versionados del heavy metal destaca, sin lugar a dudas, el de Manowar a Puccini. Sí, Giacomo Puccini, el que componía ópera y nos regaló, para la posteridad, esa maravilla que es Turandot y, concretamente, una de las mejores arias de la historia: Nessun Dorma.

Pues bien, los estadounidenses Manowar, conocidos por sus temas épicos y mitológicos, se atrevieron con Nessun Dorma. Y la verdad es que lo hicieron bastante bien, con permiso, por su puesto, del eterno e inmortal Luciano Pavarotti (quien hizo una versión con los mismísimos Deep Purple).

[Manowar]

[Luciano Pavarotti]

Los clásicos del pop-rock

Además, ha sido frecuente que grupos de heavy y hard rock versiones grandes clásicos del pop-rock de todos los tiempos. Homenajes a Bob Dylan, Cream o  Paul McCartney han sido realizados por grupos hard que querían rendirle tributo y pleitesía a los grandes.

Guns n’ Roses homenajearon al mismísimo Bob Dylan y su Knockin’ On Heaven’s Door (número 190 de Las 500 mejores canciones de todos los tiempos de la revista Rolling Stone) en 1991 incluyéndola en su álbum Use Your Illusion II. Probablemente la de Gn’R sea la versión más conocida de la canción (que interpretaron en el concierto homenaje a Freddie Mercury tras su muerte que se dio en Wembley en 1992) aunque según la crítica la mejor sea la de Eric Clapton.

[Bob Dylan]

[Eric Clapton]

[Gun n’ Roses]

También fue cosa de la banda de Axl Rose y Slash el homenaje a Paul McCartney, concretamente al tema que el exbeatle compuso para una de las películas de la saga de James Bond Vive y deja morir. La canción en cuestión es Live And Let Die, que los Gn’R incluyeron en su Use You Illusion I.

[Paul McCartney & Wings]

[Gn’R]

El supergrupo Cream, formado por Eric Clapton, Jack Bruce y Ginger Baker, publicaron en 1968 su disco Wheels of Fire que se iniciaba con la canción White Room (número 367 de Las 500 mejores canciones de todos los tiempos de la revista Rolling Stone) que se convirtió, rápidamente, en una asidua en las emisoras de radio.

Esta canción tuvo también su particular versión a manos de los alemanes Helloween y del grupo Demos & Wizardsproyecto común de los líderes de Icer Earth y Blind Guardian.

[Cream]

[Helloween]

[Demos & Wizards]

En definitiva, que todo el mundo homenajea, tributa y versiona, ya sea de clásico a clásico o de cualquier otra forma posible.

 

Muere el hombre, nace la leyenda 27/06/2009

Aunque Michael Jackson ne necesitaba morir para convertirse en leyenda, puesto que ya era mito vivo de la música, como Paul McCartney, como BB King, como Clapton, los Rolling Stones, Aretha y tantos otros.

Pero Michael, excéntrico hasta el final, ha preferido engrosar la lista de aquellos que se convierten en mito atropelladamente, demasiado jóvenes y de forma más o menos violenta o inesperada: John Lennon (por ahí dicen que  la muerte de Jackson es a esta primera década del siglo XXI lo que la muerte de Lennon fue a los 80), Hendrix, Janis Joplin, Kurt Cobain, Morrison, Marvin Gaye y un larguísimo etcétera de grandísimas aportaciones a la historia de la música.

Con su fallecimiento se nos va la magia del Rey del Pop, odiado y amado a partes iguales, pero un genio musical al fin y al cabo. Y , por supuesto, el mayor superventas de todos los tiempos.

Tocó un buen número de géneros musicales a lo largo de su carrera, desde el rock al pop, pasando por sonidos más negros como e funky, el R&B y el soul a, incluso, el disco y el dance. Y todo ello desde que, apenas siendo un niño mofletudo de aspecto encantador y voz angelical, formara con sus hermanos mayores la mítica banda The Jackson’s Five, de la que todos, sin excepciones, al menos en el Primer Mundo, sabemos tararear, al menos, un par de canciones.

En los 70 inició su carrera en solitario en colaboración con el importante productor afroamericano Quincy Jones; pero sería en los 80, cuando,  al publicar ‘Thriller’ comenzó oficialmente la leyenda. El disco más vendido de la historia de la música, que incluía la canción que revolucionó el video-clip y la MTV y cuyas canciones aún se pueden oir con una frecuencia inusual (quizás sólo comparada con The Beatles) en cualquier emisora de radio de cualquier rincón del planeta.

Genio musical y artístico, polémico, excéntrico, amado y odiado, talentoso cantante y bailarín, comprometido (We are the World o What more can I give dan fe de ello), admirado, imitado y ahora llorado, Michael Jackson siempre formará parte del imaginario musical de muchos de nosotros. Yo soy fan, como mi madre antes que yo. Siempre lo seré, porque para siempre quedarán en la memoria canciones como I’ll be there, ABC, Ben, Billie Jean, Beat It, Dirty Diana, Bad, Smooth Criminal, Black or White, The Way You Make Me Feel, Jam, Scream, y tantas otras.

Descansa en paz, genio.

 

Sueño con Londres 07/03/2009

Este fin de semana debería haberlo pasado en Londres. Tenía planeado el viaje desde octubre de 2008….nada más volver de Roma y ya tenía comprado el billete de avión para mi próximo destino: ¡Londres! Uno de los sueños ‘viajeros’ de mi vida (junto con La Habana, Nueva York y Tokyo…casi nada).

Cuatro ciudades para conocer antes de hacerse viejecita

Cuatro ciudades para conocer antes de hacerse viejecita

Pero la independencia ha tenido un alto coste para mí: tener que sacrificar Londres. Mi viaje soñado, con personas increíbles con las que hubiera disfrutado de la experiencia muchísimo. Podría haberle pedido a mi madre un préstamo, pero no me pareció justo que mis decisiones de vida implicasen la cuenta corriente de mis padres. Hoy, hablando con mi madre, se lo he dicho y su respuesta ha sido como un jarro de agua fría: “Habérmelo dicho, niña, y te habría dejado el dinero”. Eso me pasa por presuponer y demás. Ya sé que la próxima vez puedo contar con ella. Lo he descubierto tarde, pero bueno…nunca es tarde si la dicha es buena.

Soñaba con pasear por Trafalgar Square, escuchar el Big Ben, alucinar con Picadilly Circus, ver a Peter Pan en los Jardines de Kensington, visitar Notting Hill, comprar en sus mercadillos…y hacerme una foto en Abbey Road, emulando a Paul McCartney, aunque con los zapatos puestos, que hace frío para quedarse descalza en Londres en pleno mes de marzo.

The Beatles en Abbey Road

The Beatles en Abbey Road

Ahora Londres tendrá que esperar, espero que no demasiado tiempo. ¿Quién sabe? Quizás podría pasar mi próximo cumpleaños en sus calles, igual que el último lo pasé en Roma, mi otra ciudad soñada. Aquello fue genial. Londres será genial. ¿Lo mejor de todo? Que la ciudad no se moverá de allí y cuando vaya aún será más emocionante e impactante. Estoy segura. Y me muero por estar allí. Espero no tener que esperar hasta octubre.

Aunque Penny Lane es una calle de Liverpool y no de Londres, aquí dejo esa maravillosa canción de mi beatle favorito y, además, siempre me ha parecido muy alegre esta canción. Y hoy necesito buen rollo.

[The Beatles – Penny Lane]


In Penny Lane there is a barber showing photographs
Of every head he’s had the pleasure to have known,
And all the people that come and go
Stop and say hello.

On the corner is a banker with a motorcar,
The little children laugh at him behind his back.
And the banker never wears a mac
In the pouring rain, very strange.

Penny Lane is in my ears and in my eyes.
There beneath the blue suburban skies
I sit, and meanwhile back

In Penny Lane there is a fireman with an hourglass
And in his pocket is a portrait of the Queen.
He likes to keep his fire engine clean,
It’s a clean machine.

Penny Lane is in my ears and in my eyes.
A Four of fish and finger pies
In summer, meanwhile back

Behind the shelter in the middle of the roundabout
A pretty nurse is selling poppies from a tray
And though she feels as if she’s in a play
She is anyway.

In Penny Lane the barber shaves another customer,
We see the banker sitting waiting for a trim.
And then the fireman rushes in
From the pouring rain, very strange.

Penny Lane is in my ears and in my eyes.
There beneath the blue suburban skies
I sit, and meanwhile back.
Penny Lane is in my ears and in my eyes.
There beneath the blue suburban skies,
Penny Lane.

 

Me gusta el Gospel 16/02/2009

Me gusta el Gospel. Y mucho. Tanto, que uno de mis sueños es ir a misa en algún suburbio de Nueva York donde un maravilloso coro de Gospel haga de enlace directo entre Dios y mi espíritu. O, simplemente, me emocione. Porque soy de las que se le pone la piel de gallina escuchando la fuerza y el sentimiento de Nessum Dorma o de alguna versión de Amazing Grace.

[Yolanda Adams – Amazing Grace]

Surgido en las iglesias afroamericanas en el siglo XVIII, se hizo popular a partir de 1930 y alcanzó su punto álgido en los 40, cuando traspasó los escenarios puramente religiosos para llegar incluso a espectáculos ‘paganos’.

Se caracteriza por la utilización de coros llenos de armonía sobre los que destaca una voz principal a capella y, en la actualidad, por el acompañamiento musical con guitarras y bajos eléctricos e incluso tambores. Grandes de la música negra, como Al Green, Solomon Burke o la reina Aretha se han acercado, siempre, al Gospel a lo largo de sus carreras, introduciendo canciones religiosas en sus repertorios seculares.

A pesar de ser un género netamente nortemaericano, se ha extendido a aíses como Australia, Canadá, Noruega e incluso en España, donde tenemos el Institut de Gospel de Barcelona y coros Gospel en Madrid, Vigo, Salamanca, Valencia y León, entre otros.

Hoy día el Gospel ha traspasado fronteras musicales, en el sentido de que estrellas del pop y del rock han utilizado este recurso en multitud de temas musicales alejados, en esencia, de los cantos espirituales y religiosos. Así, hicieron uso del Gospel los Red Hot Chilli Peppers en “Under the Bridge“, Madonna en “Like a Prayer” (muy apropiado, dada la temática de la canción y el polémico video-clip), Prince en “Purple Rain” (por cierto, una de las mejores canciones que ha dado la música), Queen en “Somebody to Love“, Billy Joel en “River of Dreams” o la Creedence Clearwater Revival en su versión de “Sweet Home Alabama”.

Una de las canciones religiosas más interpretadas de todos los tiempos, incluyendo grandísimas versiones Gospel (Aretha Franklin la utiliza con asiduidad) es “Amazing Grace” o la Sublime Gracia que John Newton, antiguo esclavista inglés, escribió en torno a 1772 y que constituye un reflejo de la Gracia Divina descrita en I Crónicas 17:16 de La Biblia.

El Gospel incluso se ha atrevido con The Beatles (que no al contrario): así, en la maravillosa película musical “Across The Universe” (Julie Taymor, 2007) un coro gospel, con dos voces solistas (un niño y una mujer), interpretan, majestuosamente, la canción más espiritual, sin duda, de los de Liverpool: “Let It Be”. Una de las mejores versiones que he oido jamás del hit de McCartney. Además, está maravillosamente compenetrada con las imágenes que, en la película se muestran: una visita militar que trae nefastas noticias, movimientos civiles por los derechos de los afroamericanos en el Detroit de los 60 que desembocan en violencia y tragedia, dos familias desoladas por las muertes de sus respectivos hijos por distintos motivos pero igualmente absurdos (una guerra, violencia por perseguir la igualdad).

Impresiona y eriza la piel.

[Let It Be. Versión Gospel]

 

En memoria de Lennon 08/02/2009

( publicado el 8 de diciembre de 2008 )

Ya he dicho en varias ocasiones que durante este año 2008 he adquirido una pasión musical interesante: el amor a y por The Beatles. Después de años de desprecios (yo soy más Rolling Stone, la verdad), descubrí un grupo maravilloso, de canciones preciosas, que iban más allá de los temas por todos conocidos. A pesar de eso, y de descubrirlos tarde, siempre tuve un “beatle” favorito: Paul MacCartney. Y con el paso de estos últimos 12 meses, no sólo aprendí a amar a los de Liverpool, sino que Paul siguió siendo, más y mejor, el rey en mis preferencias beatlemaníacas. No en vano es el miembro del grupo que, sólo o en colaboración con Lennon, más números 1 escribió.

De cualquier forma, hoy quiero rendir un homenaje a John Lennon porque, al fin y al cabo, hoy hace 28 años de su asesinato en la puerta del Edificio Dakota en Nueva York. Un trastornado que responde al nombre de Mark David Chapman terminó de convertir en mito al beatle al realizar contra él seis disparos, uno de ellos mortal (le perforó la aorta). Media hora tardó John en morir, tras perder el 80% de la sangre, y mientras su asesino contemplaba tranquilamente la escena leyendo El Guardián entre el Centeno.

Siempre habrá una noche de aquel dia para recordar a John y George

Siempre habrá una noche de aquel día para recordar a John y George

John Lennon fue, a la vez, el inicio y el fin de los Beatles. Él fue quién formó y lideró el grupo, y quien lo disolvió en 1969 (¿o fue Yoko Ono?). Y tanto durante como después de los Beatles creó canciones hoy convertidas en himnos que hacen del grupo el inicio de muchas cosas en la historia de la música, amén de ser la banda más famosa de planeta. Fueron temas suyos:  Imagine o Give Peace A Chance, tras la disolución del cuarteto;  Love Me Do, I Want To Hold Your Hand, A Hard Day’s Night, Penny Lane, en colaboración con Paul; Ticket To Ride, Help!, Julia, Free As A Bird, acreditadas a Lennon en solitario…etc.

Después de aquel fatídico 8 de diciembre de 1980, y como era de esperar dada su categoría de “mito”, se le rindieron numerosos homenajes, como sendos conciertos en Liverpool y Nueva York. Además, y desde el año 2000, el aeropuerto de Liverpool se llama “John Lennon” (me pregunto si cuando todos los Beatles amenicen fiestas en el Cielo, le volverán a cambiar el nombre por el de “Aeropuerto The Beatles”. Sería lo más justo sin duda).

Hoy, 28 años después de la triste y trágica desaparición del músico, The Beatles siguen siendo tanto o más famosos que nunca y su influencia enorme. Míticos.

Por cierto, que también este año se cumplen 40 del lanzamiento de “The White Album”, donde aparecieron canciones como Dear Prudence, While My Guitar Gently Weeps (con Clapton a la guitarra), Helter Skelter, Yer Blues o Revolution, entre otras, que conforman el que, probablemente sea el disco más heterogéneo del grupo, dada la mezcla de géneros musicales que en él se dieron.

 

Los 100 mejores 07/02/2009

La revista Rolling Stone ha publicado, hace pocos días, una de sus famosísimas listas. En esta ocasión, el título de la misma es “Los 100 mejores cantantes de todos los tiempos”.

Los veinte primeros de esa codiciadísima lista son:

  1. Aretha Franklin
  2. Ray Charles
  3. Elvis Presley
  4. Sam Cooke
  5. John Lennon
  6. Marvin Gaye
  7. Bob Dylan
  8. Otis Redding
  9. Stevie Wonder
  10. James Brown
  11. Paul McCartney
  12. Little Richard
  13. Roy Orbison
  14. Al Green
  15. Robert Plant
  16. Mick Jagger
  17. Tina Turner
  18. Freddie Mercury
  19. Bob Marley
  20. Smokey Robinson

De esos 20, curiosamente, 12 son negros, es decir, más de la mitad, demostrando, así, la importancia de la música negra en la historia. El R&B, el Soul y el Funky están de enhorabuena.

Estoy totalmente de acuerdo con que la que se ha considerado como la mejor voz de todos los tiempos sea la de la gran Aretha, pero también disiento con esta lista: estoy feliz de que mi música preferida cope la clasificación, pero creo que Marvin Gaye tenía mejor voz que Elvis o Ray Charles, me cuesta asimilar que Bob Dylan sea mejor que Wonder (será mejor compositos quizás, pero mejor voz ni en sus mejores sueños) y que, en lo que a Pop-Rock se refiere, dos Beatles, un Stone y el propio Dylan estén por encima de Freddie Mercury, que tenía una voz inconmesurable.

Imagino que habrán valorado muchos aspectos más allá de la voz, tales como el carisma, el número de seguidores, la importancia de sus letras, su influencia, etcétera, porque, de lo contrario, tampoco puedo entender que Kurt Cobain, con todos mis respetos, esté por encima de Gladys Knight o ¡Wilson Pickett! Y si peco de valorar en exceso las voces negras pongo otro ejemplo: Kurt por encima de Morrison, John Fogerty, Iggy Pop o Pattie Smith, todos importantísimos en los 60 y 70.

Para gustos los colores, como en todo. Y estas listas de Rolling Stone suelen ser polémicas por a quien olvidan, la posición de unos frente a otros y cuestiones de ese tipo. Pero todos las leemos y releemos y opinamos. La revista gana: venden un montón de ejemplares y todo el mundo habla de ellos. Hasta la Wikipedia.

La lista al completo está publicada en la revista.