Las Cosas De Altisidora

Todas estas malandanzas te suceden, empedernido caballero, por el pecado de tu dureza y pertinacia; y plega a Dios que se le olvide a Sancho tu escudero el azotarse, porque nunca salga de su encanto esta tan amada tuya Dulcinea, ni tú la goces, ni llegues a tálamo con ella, a lo menos viviendo yo, que te adoro.

Cuando la versión es más famosa que el original 31/08/2010

La música, como el cine, nunca deja de versionarse y auto-homenajearse, pero hay veces en las que suceden cosas curiosas tales como que una versión sea considerada mejor que la original o que, como mínimo, todo el mundo piense y crea, a pies juntillas, que una versión es, directamente el original: ” Ah! ¿Pero hay una versión anterior? ¡No puede ser! ¡Yo pensé que ésta era la original!”

La versión de The Runaways (ahora de moda por las crepusculinas Kristen Stewart y Dakota Fanning son las protagonistas del biopic de la banda) de “I Love Rock n’ Roll” es más conocida que la original de The Arrows (pero no le preguntes a un adolescente, porque te dirá que la versión que mola es la de la Spears: ¡sacrilegio!).

The Beatles hicieron mundialmente conocida la canción “Please Mr Postman” y es que la música negra sigue siendo minoritaria y los de Liverpool los más grandes.

Mariah Carey popularizó “Without You”, original de Badfinger y que, en sus inicios, fueron considerados los sucesores de The Beatles (incluso grabaron con Apple Records) aunque eso nunca ocurrió, porque dos de sus compositores se suicidaron.

“The Man Who Sold The World” fue compuesta e interpretada originalmente por David Bowie, pero esta canción se encontró con una situación inesperada: formó parte del famosísimo MTV Unplugged de Nirvana, lanzado tras el suicidio de Kurt Cobain, y fue incluso sencillo del álbum. Nirvana es leyenda y Bowie sigue vivo, así que tenemos versión reconocida y ganadora.

A Joe Cocker le tocó interpretar una de las sintonías más famosas de la historia de la televisión, la de la serie “Aquellos Maravillosos Años”. La canción, “With A Little Help From My Friends” se convirtió en un himno generacional y una de las canciones más famosas de Cocker (junto a “You Can Leave Your Hat On”)…lo que pasa es que la canción no era de Joe Cocker, sino de The Beatles, escrita por la dupla Lennon/McCartney e interpretada por Ringo Starr. Por una vez, un alumno superó a los maestros…y de qué forma.

“Can’t Take My Eyes Off You” es un tema original de Frankie Valli pero que alcanzó la Gloria musical gracias al inimitable Frank Sinatra, La Voz.

Por último, destacar quizás la mayor curiosidad en lo que a covers más reconocidas que originales se refiere: “Proud Mary”.

“Proud Mary” fue escrita por Jon Fogerty, compositor, cantante y guitarrista de la Creedence Clearwater Revival (CCR), uno de los grupos de rock más influyentes de la música. Formó parte del álbum “Bayou Country” (1969) y se convirtió en el primer hit de la banda.

Pero esta mezcolanza de  rock, blues, soul y gospel quizás era más apropiada para otro tipo de voces…y ahí entraron en escena Ike & Tina Turner que hicieron su versión en 1971 y con la que el, por entonces, matrimonio, ganó un Grammy en 1972 (mejor interpretación R&B de duo o grupo), convirtiéndose, con ello, en una de las canciones más famosas de la Turner y que incluye en sus shows para deleite de sus fans.

Así, Jon Fogerty se encontró con que la primera buena canción que escribió en su vida (según sus propias palabras) era, a todos los efectos, de Ike & Tina. Y la gente se sorprende al saber que no es así. Y no me extraña, porque la versión del ex-matrimonio es un derroche de ritmo y energía.

Anuncios
 

De concierto inesperado 08/03/2009

Anoche salí a tomar unas tapas y una copa con 3 amigas por Dos Hermanas. Un ‘Más Ke Cañas’ y luego ya veremos. El ‘ya veremos’ resultó ser una primera copa (un zumito para mí) en una cafetería preciosa que me encanta y después la segunda en el Club Grumum, un sitio de esos que ya no quedan que es lugar de ensayo de grupetes sevillanos y donde, de vez en cuando, hacen conciertos.

Cuando entramos fue raro: un montón de ‘heavys’ con sus camisetas de los Kiss, los Ramones y Metallica sobre todo y sus melenas al viento. Sin pantalón pitillo, gracias a Dios, que eso pasó de moda a principios de los 90 cuando Axl Rose era lo más grande que había dado el rock duro (para mí al menos).

Música ‘cañera’ para animar al respetable. Tengo que reconocer que mi cultura musical es bastante limitada, sobre todo si el rock se vuelve demasiado hard o incluso pisamos terrenos más heavys. Vamos, que lo único que conocía era cuando el disc-jockey pinchaba a Nirvana.

El escenario plagado de instrumentos: ¡me vuelven loca las guitarras! Y ayer me gustó especialmente una Gibson preciosa. Era blanca y tenía una espiral negra que llenaba todo su cuerpo. Impresionante. Poco después salió un grupete al escenario: dos guitarristas, un batería muy simpático (nos saludó desde su posición destacada probablemente pensando ‘¿qué harán estas 4 prendas aquí esta noche?), la cantante (sí, era una chica) y un bajista melenudo que parecía recién salidito de una gira de Extremoduro…o de los primeros 90 (los del pitillo y tal…).

El caso es que el Hard Rock no va mucho con mi estilo…está claro que yo soy más del Rock a secas o de las cosas más poperas, así que me pareció un concierto bastante ruidoso, a pesar de que, vuelvo a repetir, me encantan las guitarras (y los guitarristas…).

Pero entre todo aquel repertorio de clásicos hard sonó un tema que me encantó, la verdad: “Don’t let daddy kiss me” de Motörhead y que redunda en algo que ya sabía desde hace mucho tiempo y es que las mejores baladas las escribieron (y escriben) los tipos duros.

Little girl sleeping in dreams of peace
Mommy been gone a long time
Daddy comes home and she still sleeps
Waiting for the world worst crime
And he comes up the stairs like he always does

And he never turns on the light
And she’s wide awake, scared to death
She smells his lust and she smells his sweat
Curled in a ball she holds her breath

Praying to a God that she’s never met
Don’t let Daddy kiss me, don’t let Daddy kiss me
Goodnight

Little girl lies by her Daddy’s side
And she listens to him breathe
She knows there’s something awful wrong
That she’s far too young to see

And she knows she can’t tell anyone
She’s too full of guilt and shame
And if she tells she’ll be all alone
They’d steal her Daddy and they’d steal her home

And it’s not so bad when Daddy leaves her alone
Praying to her God with his heart of stone
Don’t let Daddy kiss me, don’t let Daddy kiss me
Goodnight

Why, tell me why,
The worst crime, in the world

And so Daddy lies by his daughter’s side
And he sleeps deep and well
No nightmares come to him tonight
Though his daughter lives in hell

For his seed is sown where it should not be
But the beast in his mind don’t care
And the only sound are tears that fell
Little girl turns her face to the wall

She knows that no-one hears her call
But it seems that God hears nothing at all
Don’t let Daddy kiss me, don’t let Daddy kiss me
Goodnight