Las Cosas De Altisidora

Todas estas malandanzas te suceden, empedernido caballero, por el pecado de tu dureza y pertinacia; y plega a Dios que se le olvide a Sancho tu escudero el azotarse, porque nunca salga de su encanto esta tan amada tuya Dulcinea, ni tú la goces, ni llegues a tálamo con ella, a lo menos viviendo yo, que te adoro.

En viernes de Feria 23/04/2010

Filed under: Actualidad — altisidora @ 09:45
Tags: , ,

Tener que trabajar en Viernes de Feria atenta contra la dignidad y los principios morales de cualquier sevillano feriante que se precie. Y este año, mi dignidad ha sido atacada: después de pasarme martes, miércoles y jueves de vacaciones (bueno, el miércoles fue festivo local), hoy me toca trabajar. Lo sabía desde hace un par de meses…pero hasta que esta mañana no ha sonado el despertador no me lo creía. Las 7 de la mañana, viernes de Feria y yo no llego de vuelta de parranda y despiporre en la Feria…sino que me ducho, me visto y me voy a trabajar como las buenas.

Tres días en la Feria sin parar cansa mucho, y más si vas cargando con volantes (yo tengo hasta agujetas de llevar con gracia y salero sevillano mis trajes de flamenca). Da igual que te levantes tarde, el cansancio está ya instalado cómodamente en tu cuerpo. Y es que después de la Feria, necesitas vacaciones…pero de las de verdad: descansar y no hacer nada.

Así que ayer jueves poco antes de la 1 de la mañana estaba ya en casa, y sin poder dormir, que es lo peor…y no por falta de cansancio, sino de pensar en las 7:00 A.M….Diossss!!!! Me pasó anoche igual que todos los domingos: de pensar que empieza la semana y todas las cosas que tengo que hacer…nunca duermo. Da igual que esté o no cansada. Son días de dar vueltas y más vueltas en la cama. Y el jueves de feria, igualito.

Hoy estoy ‘destinada’ por mi empresa en una Consejería de la Junta de Andalucía, donde estaré también toda la semana que viene sustituyendo a una persona que está de vacaciones, y aquí hay gente, pero es que es un edificio enoooooorme con muchísima gente trabajando. De cualquier forma, creo que no hay ni la mitad de personas que habrá, por ejemplo, el lunes que viene.

La mañana se me hace in-ter-mi-nab-le…y yo sólo pienso en dos cosas: dormir e ir a la Feria de nuevo, a despedirme de ella, porque aunque termina el domingo, para mi terminará hoy viernes, que el fin de semana es, tradicionalmente, el día que se llena de gente de fuera de Sevilla (ya sea de la provincia o de otras provincias españolas) y es un gustazo pasear por las calles prácticamente desiertas de la ciudad, que es justo lo que pienso hacer mañana y pasado.

Es una pena que ya se esté terminando nuestra semana de luz y color…menos mal que llega cada año, puntual a su cita con los sevillanos, dando verdadera bienvenida a la primavera (bueno, con permiso de la Semana Santa, claro), y de nuevo cargaré con mis volantes hasta que me salgan agujetas, y de nuevo me quedaré afónica (no de cantar, que tengo un oido enfrente de otro, pero con la música y el gentío, tienes que hablar alto para hacerte oir) y maldeciré todos los zapatos que tengo porque todos, sin excepciones, me hacen daño en Feria. Y, finalmente, me apenaré porque se acaba…

 

Y ya estamos en Feria 20/04/2010

Filed under: Actualidad — altisidora @ 13:28
Tags: , , ,

Ayer comenzó la Feria de Abril de 2010, que el año que viene será en mayo…con el rollo de que depende de la Semana Santa, el año que viene tendremos 10 días de Feria, en lugar de 7, para que al menos uno caiga en abril, como tiene que ser, o habrá que cambiarle el nombre a tan magno evento social y lúdico sevillano.

Lo dicho, ayer comenzó la Feria: por la mañana llovía a mares, y por la tarde se despejó, empezó a hacer calor y todo quisqui a comer pescaito y a ver los farolillos y las rayas de los toldos de las casetas, que ya había unas ganas tremendas. Y hoy, primer día de Feria de día: mujeres estrenando vestidos, no sea que mañana llueva y ya la hemos liado; por cierto, que las predicciones son de lluvia en un 65% de probabilidades para mañana en Sevilla, según la AEMET. Bueno, mientras que no haya que ir en barca a la Feria como hace un par de años…

Ésta es una semana de amistades y rebujitos, de cantes y bailes, de mujeres guapísimas con sus volantes y sus flores coloridísimas y de hombres algunos en chaqueta, otros en su línea, pero todos felices. Merece la pena visitar Sevilla en primaverda y si encima es Feria, mejor. Esto es otro mundo. A los turistas siempre les sorprende y creo que un año sí, otro no, un guiri me ha hecho una foto vestida de flamenca con mis amigas para enseñársela a sus conocidos allí en el país del que provenga.

Portada de la Feria de Abril, 2010, en homenaje al primer vuelo en Sevilla

Y aunque muchos dicen que la Feria es para los sevillanos, por aquello de que las casetas son, en su mayoría, de socios y si no lo eres o no tienes amigos que lo sean, no entran, no es menos cierto que he visto a turistas echándole cara, hablando con el segurata de la puerta y diciéndole que no es de aquí, que no sabe dónde ir y que necesita usar el baño. Así también se entra: sólo hay que tener morro y ponerlo en práctica. Y si no, ¡buscaos un amigo sevillano, hombre! que quien tiene un amigo, tiene un tesoro, y quien tiene un amigo sevillano, tiene doble tesoro…siempre y cuando sea socio de alguna caseta, claro.

A ver qué tal se plantea mi Feria este año, aunque estoy convencida que será estupenda, porque tengo razones (sobre todo una…o uno más bien) para saber que así será. Yo, de pronto, la pisaré esta tarde por primera vez en 2010, con mis volantes rojos.

Casetas de la Feria de Abril

 

Quién me presta una escalera 04/04/2010

¿Quien me presta una escalera

para subir al madero,

para quitarle los clavos

a Jesús el Nazareno?

(Saeta Popular)

¡Oh, la saeta, el cantar

al Cristo de los gitanos,

siempre con sangre en las manos,

siempre por desenclavar!

¡Cantar del pueblo andaluz

que todas las primaveras

anda pidiendo escaleras

para subir a la Cruz!

¡Cantar de la tierra mía,

que echa flores

al Jesús de la agonía,

y es la fe de mis mayores!

¡Oh, no eres tú mi cantar!

¡No puedo cantar, ni quiero,

a ese Jesús del madero,

sino al que anduvo en el mar!

(Antonio Machado. La Saeta)

El Cachorro

Hoy finaliza la Semana Santa, una de las dos semanas grandes de Sevilla, ciudad de pasiones encontradas y alegrías desbordantes, ciudad dual (Sevilla y Triana, Betis y Sevilla, capillitas y feriantes, amor-odio a la ciudad a partes iguales) y sentida, sensible, grandiosa.

Esta Semana Santa ha sido fría y plomiza, excepto a partir del Jueves Santo y, en especial, en su Viernes Santo, tradicional día lluvioso de la Semana de Pasión durante los últimos años y que en este 2010 ha visto el sol deslumbrante y el cielo azul interminable e inabarcable.

Tras la devoción y la Pasión, las lágrimas de muchos devotos y la hermosura de palios y misterios, empieza la cuenta atrás para la Feria de Abril, la otra semana grande sevillana, la de la luz y el color, las risas, los cantes y bailes, el rebujito, los volantes y el encuentro y reencuentro con los amigos.

Pero aún nos quedan unas horas de recordar saetas, incienso mezclado con aromas de naranjos y limoneros (los que olía Machado), cornetas y tambores, gritos de ‘¡Al Cielo con Ella!’ (o con Él), venias en Campana, palquillos en San Francisco y cera en las calles y avenidas del centro.

 

Azahar y primavera 31/03/2010

Hoy me ha dicho un amigo gaditano que en su corazón se encuentra el mar, ese mar que brilla en la costa de Cádiz, ya sea a la altura de Doñana o del Peñón y más allá; mientras que en mi corazón, ha dicho, hay trajes de gitana. Pero se equivoca, porque hay mucho más. En mi corazón hay azahar y primavera sevillana. Hay incienso y saetas, luz de cirios y niños estrenando en Domingo de Ramos. Hay reuniones con amigos en El Salvador y paseos por la orilla del Guadalquivir mientras hueles, a lo lejos, la sal de la desembocadura en Sanlúcar. Hay tardes interminables previas al verano y helados que amenizan más paseos. Hay caracoles y terrazas. Y, por supuesto, hay lunares y farolillos, casetas y portadas, fino y sevillanas. Sí, también hay trajes de gitana. Y la Feria, máxima exaltación de la primavera hispalense, capital de Andalucía y del mundo durante una semana en la que todo es alegría, felicidad, reencuentros y “nos vemos en el  Matamoros” o “te llamo al móvil” y “vente a mi caseta”.

Sé que la vida es más que eso, y que todo lo que acabo de exponer será, para muchos, la simple confirmación del estereotipo sevillano: capillitas, feriantes y olé, que aquí no pasa nada y somos felices en nuestro mundo y en nuestra ciudad de lona y papel que apenas dura una semana.

Pero Sevilla es mucho más que saetas y sevillanas: es una ciudad alegre y brillante, llena de gente amable y siempre dispuesta a ayudar al turista a encontrar el destino que busca. Es una ciudad de gente trabajadora, pero que sabe disfrutar de su tiempo libre y de su primavera. Trabajo de lunes a viernes, o los días que sean en el horario que sea, pero cuando descanso, quiero disfrutar de mi ciudad y mi gente. Porque la vida también es eso, y al final será lo que recuerdes y lo que haga que tu vida haya merecido la pena.

Sevilla es una ciudad moderna y ecológica, con pulmones verdes siempre repletos de gente haciendo deporte, leyendo o descansando a la sombra de un frondoso árbol; con un carril-bici (del que no soy en absoluto defensora) que nos convierte en ciudad sostenible; con tranvía y metro (por fin y aunque sólo sea una línea) que les encanta a los turistas, con parte de nuestro centro histórico preservado de la polución gracias a un inteligente proyecto de peatonalización (lo mejor que ha hecho Monteseirín por nosotros). Cada vez somos más cosmopolitas y la Feria y la Semana Santa son nuestras tradiciones y por eso nos importan y las preservamos, por mucho que nos estereotipen. ¿O acaso a los valencianos no les importan sus Fallas o a los pamplonicas sus San Fermines?

Y sí: en mi corazón hay azahar y primavera.

 

Polémica torera 13/03/2010

En los últimos días hubo polémica en los medios de comunicación con los toros y la petición de prohibirlos en Cataluña que se opone frontalmente a Esperanza Aguirre que, fiel a su necesidad constante e incesante de ser el centro de todo aunque no la hayan invitado, ha abierto expediente de propuesta a la lidia como BIC, es decir, Bien de Interés Cultural, en la Comunidad Autónoma de Madrid. Qué lista. Así impide que se pueda plantear siquiera la cuestión porque los BIC se someten a sus propias leyes.

En contra de los estereotipos y las supuestas costumbres que en España nos achacamos unos a otros, tengo que decir que soy sevillana contraria a los toros. Bueno, no al animal, por supuesto, sino a su utilización en las plazas de toros para el goce y disfrute de personas que llaman arte a la destrucción animal (¿o es que esto no es tan horrible como golpear focas para quitarles la piel? Es horrible, pero lo ponen por la tele. Increíble). Yo sí concibo las semanas que transcurren desde el Domingo de Resurrección y hasta el final de la Feria de Abril sin toros. No necesitamos colaborar en matanzas de ser vivos durante nuestras fiestas de primavera.

Dicen que a una persona le gustan las cosas o es de tal o cual partido político o de un equipo de fútbol u otro en función de lo que han vivido en casa. Vale. Voto al PSOE porque mis padres lo hacen y porque siendo prácticamente un bebé me llevaban a mítines de don Felipe González. Vale. Soy del Betis, quizás, porque mi padre también lo es (aunque soy de la opinión de que un bético nace, no se hace…pero esa es otra cuestión). Pero, qué curioso: a mis padres les gustan los toros, tengo recuerdos de siempre de ver las corridas por televisión pero resulta que, con los años, he sabido diferenciar el Bien del Mal, y el sufrimiento gratuito también, ya sea animal o humano. Y por eso odio los toros.

Odio ver cómo torturan a un animal hasta la muerte, entre vítores y palmas de un público entregadísimo que seguro que piensa que las luchas de gladiadores durante el Imperio Romano, vistas en perspectiva, estaban muy mal. Pues esto es lo mismo: cambia gladiadores (esclavos) por toreros (por propia voluntad) y animales de cualquier tipo por toros. Tienes lo mismo: un ‘espectáculo’ lamentable que, encima, se suele defender diciendo cosas como “toro y torero se encuentran en igualdad de condiciones”. Y una mierda (con perdón). ¿Cuántos toreros mueren por cada toro sacrificado?.

Y mientras tanto, veterinarios relatan con todo lujo de detalles en el Parlament cómo una banderilla está hecha para que siga en su sitio después de ser clavada en el lomo del pobre animal, y sigue hurgando en la herida y enquistándose en la carne; o cómo la mayoria de las veces el pobre toro no muere al primer estoque sino que sufre un dolor que no se puede medir, apenas puede moverse ya y el torero presume de valiente ante un animal herido de muerte, que no logra ni girar su cuello por las heridas. Así es muy fácil envalentonarse. Y aún es peor ese público entregadísimo, que realmente ve a este torero como un galdiador, un héroe ante una bestia, cuando la realidad es bien distinta: la bestia, como casi siempre, es el ser humano, ese torero con su brillante traje de luces, con sus admiradoras groupies y toda esa casta de señorones y señoronas que creen que es fantástico y fascinante semejante espectáculo grotesco, doloroso e inhumano. Pero claro, ¿cuántas de estas señoras de toros a las 5 de la tarde no son fans de las pieles auténticas? Seguro que les parece perfecto, además, que a las focas se las golpeen cruelmente hasta morir para que ellas puedan lucir sus pieles. Salvajes ellos. Cualquier animal tiene más moral que los defensores de esas atrocidades.

Volvamos a los toros. Lo único malo que le veo a la prohibición de las corridas es la cantidad de familias que se quedarían sin fuentes de ingresos. Y no me refiero a enriquecidos toreros y apoderados o a criadores de toros con enormes cortijos. Me refiero a las personas que trabajan en las plazas de toros ya sean en labores de mantenimiento, en las taquillas, con esos criadores, etcétera. Familias normales que se quedarían sin trabajo. Eso es lo único malo de prohibir las salvajadas primaverales que se cometen cada año en Sevilla o Madrid y que, encima, retransmitimos al mundo. Y no vale con decir que Hemingway o Ava Gardner eran grandes aficionados. ¿Y qué? Eso los convierte en un gran escritor y una gran actriz, respectivamente, pero en dos personas de dudosa moralidad. ¿O es que como es Hemingway y el lo hizo también deberíamos dispararnos todos con una escopeta? Absurdo.

 

Martes de Feria 28/04/2009

Filed under: Actualidad — altisidora @ 11:17
Tags: , , , , ,

Hace casi un mes, concretamente el Domingo de Ramos, dije que mis tres días preferidos en el año eran el Domingo de Ramos, el primer día que piso la playa después del invierno y el Martes de Feria. Pasó el Domingo de Ramos, luminoso y azul, con olor a incienso y a azahar. También llegó ese primer día de playa, fue el Jueves Santo: me descalcé y metí mis pies bajo la arena tibia, porque aún no está caliente como en julio, cuando es imposible hacer ese simple gesto.

…Y hoy es Martes de Feria. Por fin. El día está un poco frío y el cielo no está azul, pero parece ser que este año la Feria se libra de la lluvia. Menos mal. Que el año pasado había que ir en canoa al Real.

Ayer fue el ‘Alumbrao’ a las 12 de la noche y las palmas y la alegría retumbaba en cada una de las casetas del Real, de la Portada a la Calle del Infierno. Todo era alegría y fiesta porque daba comienzo oficialmente nuestra Semana Grande, la que más brilla, la más alegre y divertida, la de los lunares, el cante y el baile, el rebujito, las risas con los amigos, los caballos y el albero, los volantes, las mujeres guapas y los hombres con chaqueta, los toros (cosa con la que no estoy de acuerdo de paso), las calesas (o coches de caballos), los farolillos, el fino, las gambas y el jamón…todo ello en 7 días que convierten a Sevilla en una puerta abierta al mundo.

Me encanta el Martes de Feria: decidir qué traje de flamenca ponerme y echarme a la calle con el colorido y los volantes para disfrutar de las Fiestas de Primavera. Uno de mis días favoritos del año. Probablemente, mi preferido.

Feliz Feria a todos los que tengais la oportunidad de disfrutarla.

 

Domingo de Ramos 05/04/2009

Filed under: Actualidad — altisidora @ 15:54
Tags: , , ,

El otro día una amiga me mandó un test de esos que consisten en contestar preguntas sobre uno/a mismo/a para que tus amigos te conozcan un poco mejor. Y una de las preguntas me gustó especialmente: ¿cuál es tu día preferido?.

Yo tengo tres días preferidos en el año: Domingo de Ramos, Martes de Feria y el primer día que pisas la playa después del invierno. Y hoy ha llegado, por fin, uno de esos tres días especiales en mi imaginario particular: Domingo de Ramos. Luminoso y azul este año, caluroso, con olor a azahar, brillante…y domingo de pleno abril. Grande. Precioso.

Recuerdo Domingos de Ramos pasados: con mis padres, viendo ‘La Borriquita’ cuando era pequeña; de adolescente, cuando lo que menos te importaba eran las cofadrías y más lo guapa que fueras, lo que ibas estrenando, lo mucho que te mirasen; domingos de primera madurez, con los amigos de cervezas; o Domingo de Ramos de 2008, justo con quien más quería estar en ese momento, disfrutándolo como cuando era una cría y mi madre me ponía el vestido y los zapatos nuevos.

Me encantan los Domingos de Ramos, a pesar que el de este año lo siento un poco extraño por mil razones…pero se pasará y acabará formando parte de mis recuerdos de Semana Santa  sevillana, como todos…como los 30 Domingos de Ramos anteriores.

…Y ya queda menos para ese Martes de Feria…