Las Cosas De Altisidora

Todas estas malandanzas te suceden, empedernido caballero, por el pecado de tu dureza y pertinacia; y plega a Dios que se le olvide a Sancho tu escudero el azotarse, porque nunca salga de su encanto esta tan amada tuya Dulcinea, ni tú la goces, ni llegues a tálamo con ella, a lo menos viviendo yo, que te adoro.

La rutina, las vacaciones y Chipiona 09/08/2010

Qué durísimo se hace incorporarse a la mundana realidad después de dos semanas de vacaciones en las que el sol, el mar y las personas a las que quieres han sido absolutas protagonistas de tu vida.

Pero todo acaba y hay que volver al trabajo…¡bendito trabajo! Porque, dadas las circunstancias, también es bueno saber que las vacaciones se te acaban porque debes regresar a tu rutina laboral, que no todo el mundo tiene esa suerte ahora mismo.

Me encanta Chipiona. Nunca me había gustado (ni disgustado) especialmente, pero desde que mis padres tienen casa allí mi amor por aquel pequeño pueblecito de la costa gaditana ha ido creciendo. Y sí, está masificado y lleno de sevillanos (como yo), pero tiene mucho encanto. Además, es pequeño, puedes ir a todas partes andando (hay otros pueblos cercanos demasiado grande para esos lujos: Rota, Sanlúcar, El Puerto…), tiene uno de los faros en activo más antiguos de España, hace menos calor que en Sevilla, es una delicia caminar por el paseo marítimo y es genial tomarse unos mojitos en el Picoco o en el nuevo Pub Irlandés.

Menos mal que podré seguir disfrutando del encanto chipionero los fines de semana que le restan al verano…eso y, por supuesto, alguno que otro en invierno, cuando en el pueblecito sólo están los de allí, los de siempre, y no hay masificación que valga, a pesar de que todo sigue igual, sólo que con más frío.

Y para disfrutar de dos largas semanas allí, tendré que esperar un año. Y, como dice mi madre, a partir de los 25 los años pasan volando. Así que no esperaré demasiado.

Anuncios
 

3 Responses to “La rutina, las vacaciones y Chipiona”

  1. ariovisto Says:

    Es complicado que una sevillana caiga presa de la rutina…

    Gracias por tu agradable comentario… auqnue me hayas llamado viejo… 🙂 Efectivamente, por aquellos días el desayuno la traías puesto de casa – colacao y fontaneda – los churros eran para los vip madrileños de los apartamentos de primera línea…

    Es triste que Chipiona sólo se conozca por lo que se conoce.. o no…

    Un besoranja, y feliz regresada.

    Pd.- Hazle caso a tu madre, chiquilla.

  2. Kisco Says:

    Bueno, piensa que todavía queda verano, y que podemos seguir disfrutando los fines de semana, que hasta Septiembre hace tiempo de playa. Y además … ¡¡que Chipiona está ahí al lado!!

    Por cierto, reconozco que Chipiona no me gustaba tanto como desde el verano pasado 😛

  3. Brenda Says:

    mmmmmmmm ahora me estoy tomando un cubata en la copa que me regalaron en el Picoco! jajajajaj


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s