Las Cosas De Altisidora

Todas estas malandanzas te suceden, empedernido caballero, por el pecado de tu dureza y pertinacia; y plega a Dios que se le olvide a Sancho tu escudero el azotarse, porque nunca salga de su encanto esta tan amada tuya Dulcinea, ni tú la goces, ni llegues a tálamo con ella, a lo menos viviendo yo, que te adoro.

La Ley, el cura y la vida 02/03/2010

Filed under: Actualidad — altisidora @ 22:13
Tags: , , , , , , , , ,

La semana pasada el Senado aprobó la polémica Ley del Aborto, que ha despertado las iras del PP, de la Conferencia Episcopal, de Provida y de multitud de organizaciones de todo tipo que piensan que tienen derecho a decidir sobre el cuerpo ajeno.

No quise escribir antes de este tema porque al estar aún candente, y caliente, por declaraciones de curillas e hipócritas varios que segurísimo llevaron a alguna hija en el pasado a abortar a Londres, yo estaba bastante exaltada con el tema. Y lo sigo estando. Lo estaré siempre, porque respeto a aquellas personas para las que abortar queda total y absolutamente fuera de su pensamiento, porque les resulta inconcebible por diversas causas y factores, pero no respeto a falsos e hipócritas que lo han hecho (o lo harían) a hurtadillas con tal de no destrozar el ‘honor’ de su familia, o a miembros de la curia que están tan alejados de la realidad y de la ciencia que no entienden que un óvulo fecundado NO es un bebé. Será vida, eso no lo niego, pero también lo son los organismos unicelulares que pululan en el ambiente y nadie los equipara a la extinción del lince ni los pone en fotos juntos a preciosos bebés de meses.

¿Cuándo un feto es un ser humano? Para mi cuando es capaz de sobrevivir fuera del vientre materno, aunque para ello debiera estar conectado unas semanas más a una incubadora. Eso es vida y sí es inhumano (sin causa justificada del tipo más que posible muerte de madre o hijo o enfermedades dolorosísimas con prácticamente nula esperanza de vida) acabar con la vida cuando ya respira por sí mismo, cuando nos mira, nos toca, nos siente. No es ser humano un óvulo simple y llanamente fecundado, un feto del tamaño de una alubia, que no siente, no padece, no es nada más que una ‘semillita’ quizás inoportuna para esa mujer que lo alberga en su interior.

No creo en el aborto como método anticonceptivo: a estas alturas considero que el 99,9% de los ‘pro-abortistas’ estamos de acuerdo en que no es eso (por las secuelas físicas y psicológicas que deja una interrupción del embarazo en la mujer). Creo en el aborto para una mujer que no puede o no quiere tener un hijo y se ha quedado embarazada inesperadamente: quizás falló el método anticonceptivo o peor aún y quizás ese embarazo fuese fruto de la violencia animal de un ¿ser humano? que abusa de otro. ¿Por qué una mujer ‘abusada’ tiene que traer al mundo al fruto de la violencia? El bebé no tiene la culpa, dicen curas y antiabortistas. ¿Y la mujer violada tiene la culpa? Que lo dé en adopción cuando nazca dicen entonces: Quien sea capaz de llevar en su vientre durante 9 meses aquello que le recuerda el más atroz de los crímenes que una mujer puede sufrir que tire la primera piedra. Yo no podría. Ni por la adopción de matrimonios con problemas para concebir ni por Dios que es el único que nos da y nos quita la vida, que es otro de los argumentos que esgrimen los curas (entonces, ¿por qué existe el aborto? Si todo es obra de Dios, esto también lo es).

También creo en el aborto cuando la salud de la madre está en riesgo, cuando la vida del feto está en riesgo o cuando se detecta una trágica enfermedad que más pronto que tarde acabará con la vida (llena de sufrimiento previo) de ese no-nacido. ¿Para qué pasar por un embarazo de un niño que morirá al nacer? Más sufrimiento innecesario en este caso, como en el de la violencia sexual, porque dicen que hay que dar una oportunidad y que sea Dios quien recoja a la criatura. ¿Y qué sabrás ellos de los que realmente opina Dios de todo esto? Seguro que Dios lleva siglos sin dirigirle la palabra a esos curas que sólo piensan en sí mismos y en hacer demagogia barata emponzoñando la palabra de Dios y de Cristo.

A ver cuando se enteran los antiabortistas que ésta es una Ley que ampara a quien desee abortar, pero que no obliga a quien no quiere hacerlo. Que esas mujeres ‘provida’ traigan al mundo todos los hijos que quieran, deseados o no, puedan o no mantenerlos, frutos de la violencia, enfermos terminales antes de nacer, aún a riesgo de perder la propia vida. Pero dejen a las mujeres que quieren, tienen, necesitan o desean abortar que lo hagan sin verse perseguidas y encarceladas. Eso queda en la conciencia de cada mujer que aborta y esa puede ser su penitencia si la Iglesia quiere verlo así, pero que no obliguen a hacer madres forzadas a muchas mujeres de este país y sobre todo que no lo hagan a costa de Dios ni a costa de la tergiversación de la verdad, porque dicen que así se multiplicará el número de abortos cuando la realidad parece ser otra: Holanda, donde el aborto es legal desde hace mucho tiempo, es el país europeo con menor número de interrupciones voluntarias del embarazo. Ahí es nada. Y sin necesidad de quemar en la hoguera mujeres ‘abortistas’.

Y, sobre todo, que los antiabortistas no digan burradas del tipo: ‘esto es un genocidio’, ‘esto es como el holocausto judío’, ‘es crimen organizado’ y ese tipo de frases incendiarias que lo único que pretenden es seguir dándole a las mujeres que abortan el status y la consideración de delincuentes a la altura de Hitler, ETA y similares vergüenzas para la Historia de la Humanidad.

Una mujer que interrumpe su embarazo por su propia voluntad no es una asesina por más que les pese a toda esa gente que se sitúan en el lado opuesto (y no me refiero a aquellas personas que están en contra pero respetan la decisión de cada mujer): es su cuerpo, es su vida y son sus circunstancias. No podemos perseguirlas. No es justo criminalizarlas. Y ya bastante tienen con las secuelas que algo así dejará en su cuerpo y en su mente como para juzgarlas públicamente a lo Salem. Y mucho menos si este juicio lo hacen personas que, desde luego, mucho caso a Dios no es que hagan. Porque seguro que Él no quiere algo así: ¿o es que no nos amaba a todos por igual?

Si es que el Infierno está lleno de ellos…

Anuncios
 

2 Responses to “La Ley, el cura y la vida”

  1. ariovisto Says:

    Bueno, bueno, piel de naranja amarga…
    Comparas al ser humano con un organismo pluricelular, con una semillita inoportuna..
    Como siempre que se argumenta así, parece que la libertad siempre está de un lado. La gente que considera que el aborto es una burrada tiene el mismo derecho a estar indignada que tú. Si lo piensas, más indignada, pues creen que es un ser vivo al que se mata. Es para estarlo.

    Al margen de curillas de esos de cómic de izquierdas que se comen a lo sniños, son socios de puticlús, y toda suerte de apleativos “justísimos e imparciales”, abortar es una cosa que va contra la naturaleza, y a mí todo lo que va contra la naturaleza me causa, como mínimo, respeto, y para nada motivo de alborozo y desmadre. (nunca mejor dicho)

    No es de extrañar que los antiguos, al contemplar a jabalíes, moscas, osos, monos, etc y luego verse a sí mismos, se sintieran especialmente privilegiados. Hablo, pienso, amo, soy capaz de convertir la realidad en idea… Es fácil ver que no somos lo mismo… Por tanto, esos argumentos están bien para tertulia de “anda ya” o de nostálgicos de barricada.

    Pero…

    La ley delaborto “ha vencido”, pero dudo mucho de a cuántos “ha convencido”… no sólo a cuatro curillas hipócritas, me temo.

    Un placer estar en desacuerdo contigo…

  2. Kisco Says:

    Como siempre, estamos de acuerdo, si bien es cierto que hay un par de detalles en los que no vemos las cosas del mismo modo.

    Es cierto, y en eso estamos de acuerdo al 100%, que los argumentos esgrimidos por fundamentalistas (que lo son tanto o más que aquellos a los que critican por querer permitir el aborto y NO por promoverlo como quieren hacer creer tergiversando opiniones contrarias a la suya) son más propias de una sociedad de hace 50 años más que de una sociedad que evoluciona a la rapidez que lo está haciendo la nuestra. El gobierno con esta ley sólo intenta dar una respuesta lo más eficaz posible a esta evolución social (y natural sea dicho de paso) dentro del mundo “desarrollado”. La más alta curia eclesiastica, que al final es la que promueve estos pensamientos, debería ser renovada para dar esa misma respuesta eficiente y lógica a sus seguidores. Así seguramente nos ahorraríamos tener que escuchar comentarios (me niego a considerarlos opiniones) más propios de la propaganda de Goebbels que de los dirigentes espirituales de ninguna sociedad. Sin embargo, igual que nosotros consideramos que un feto no es vida (en eso yo estoy absolutamente de acuerdo contigo como bien sabes), también es cierto que ellos piensan que sí lo es y eso defienden. Igual deberíamos hacer ambos bandos un esfuerzo por intentar escuchar, que no ya entender, a la otra parte. Aunque si ni siquiera la iglesia lo intenta … ¿quién pone la otra mejilla?

    Por otro lado, y ahora viene el punto en el que no estamos de acuerdo, a mí sí me preocupa que se acabe por utilizar el aborto como método anti-conceptivo. Desafortunadamente, no puedo sentirme más pesismista en ese sentido por un motivo. En vez de creer que las personas son capaces de emplear el sentido común, creo que más bien que ese es precisamente el menos común de los sentidos, y sin la suficiente preparación de la sociedad los resultados no serán los esperados. Se ha dado un gran e importante paso, pero ésta tampoco creo que sea la ley definitiva. Y sobre todo espero por el bien de todos que se empiece a educar a la sociedad española de forma correcta desde YA para evitar un mal uso de un derecho, no de una obligación, de la mujer actual y que podamos evitar también un “ya os lo decíamos”, que al final el reproche es lo de menos. Lo malo sería las consecuencias que lo han provocado. EDUCACIÓN A LA SOCIEDAD YA!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s