Las Cosas De Altisidora

Todas estas malandanzas te suceden, empedernido caballero, por el pecado de tu dureza y pertinacia; y plega a Dios que se le olvide a Sancho tu escudero el azotarse, porque nunca salga de su encanto esta tan amada tuya Dulcinea, ni tú la goces, ni llegues a tálamo con ella, a lo menos viviendo yo, que te adoro.

Por un puñado de euros (426 exactamente) 14/02/2010

Esta semana, el Gobierno de ZP prorrogó la ayuda de 420€ (ahora 426€) durante otros seis meses para aquellas personas en paro que no cobren ya subsidios por desempleo (y que no hayan cobrado con anterioridad esta ayuda).

La medida ha sido ampliamente criticada, sobre todo por el PP, pero también por muchos ‘progres’ españoles, tal y como se puede comprobar leyendo los comentarios a las noticias que publica El País a diario.

No entiendo cómo hemos llegado a convertirnos en una sociedad tan rastrera e insolidaria que pone el grito en el cielo porque, a pesar de la crisis económica que nos ahoga a todos, el Gobierno decide darle una mínima ayuda a los que se han quedado sin nada para que, al menos puedan comer.

La gente repite que son nosécuántos millones de euros tirados a la basura, igual que la vez anterior y que se deje de limosnas y acabe con el paro. Como si acabar con el paro fuera tan fácil, Sobre todo en un país cuya economía se ha sustentado la última década en el ladrillo y ahora que ha estallado la burbuja inmobiliaria, todo el que trabajaba en la construcción, directa o indirectamente, ha pasado a engrosar las listas del INEM.

Que genere empleo le dicen a ZP y se deje de chorradas. Eso, que genere empleo y mientras tanto que todas esas personas que no tienen sueldos ni subsidios se mueran de hambre o si no, las eliminamos. Total, no seríamos, desgraciadamente, los primeros en la Historia de la Humanidad es hacer algo tan atroz e inhumano.

Por muy mal que vayan las cosas no podemos dejar desamparados a los más de 4 millones de parados que, oficialmente, hay en España. Y por supuesto lo que no se puede hacer, como mucha gente en los foros de El País (e imagino que en otros periódicos que, reconozco, no he leído, porque soy ‘progre’ y me gusta cómo cuentan las cosas los de Prisa. Soy humana y subjetiva y no me avergüenza reconocerlo, a pesar de haber estudiado periodismo) es llamar vagos, vividores del cuento, a estas personas que cobran los subsidios. Ya, claro, me voy a ir al pago porque es un chollazo que ZP me de 426€ al mes en vez de ser mileurista en toda regla. Es ridículo, absurdo, demagogo y propio de una mente obtusa e inculta, además de ser insolidario y vergonzoso. Esperemos que estas personas nunca se vean en esa situación de necesidad.

Y lo de ‘genera empleo’ es, cuanto menos, divertidísimo. Un ejemplo: la empresa en la que trabajo es una de las empresas andaluzas del sector en el que nos movemos que menos ha acusado la crisis y que ha obtenido más beneficios. Claro que no han ganado tanto como esperaban pero que no tergiversen la verdad: no han perdido sino, simplemente, han dejado de ganar en función de sus previsiones totales. A pesar de obtener beneficios han despedido a unas 20 personas desde noviembre, la mayoría improcedentes (y algún que otro contrato no renovado o finalizaciones de obras y servicios), y muchos acabarán (o acabaremos) igual que ‘nuestros compañeros caídos’. ¿Tiene la culpa ZP de eso?. Es decir, ¿qué puede hacer este Gobierno o cualquier otro para evitar que un empresario despida ‘x’ personas, a pesar de obtener beneficios, simplemente porque con menos personal pagará menos sueldos y, por tanto, más dinero para él?.

El problema del empleo en este país creo que es que a los empresarios sólo les importa enriquecerse a toda costa y mientras sus cuentas corrientes estén llenas de ceros (a la derecha) da igual que seamos el penúltimo en Europa, que nos llamen ‘cerdos’ desde Financial Times, que no tengamos industrias, que apenas exportemos, que las pocas industrias que tenemos fabriquen en el tercer Mundo porque es mejor pagar 30 € al mes en Vietnam que mil en España, que nos ahoguemos entre ladrillos y pisos vacíos que nadie puede comprar. Nada importa si ellos siguen siendo ricos. Los empresarios no quieren invertir en calidad de vida para la mayoría mediante el fomento del empleo y sueldos dignos. Quieren calidad de vida para ellos y sus opulentas familias. Y así, mientras tanto, los pobres cada vez son más pobres y los ricos más ricos. Y…¿a qué me recuerda esto?…ah! Claro: a Centro y Sudamérica.

En definitiva: claro que el Gobierno debe fomentar la creación de empleo, no subirnos los impuestos a niveles alemanes cuando nuestros sueldos están a niveles búlgaros (por poner un ejemplo al voleo), bajar sueldos a políticos y altos funcionarios, fomentar ayudas al empresario emprendedor y al que cree futuro.

Y mientras hace todas esas cosas y muchas más (no soy, ni lo pretendo, una experta en Economía. Es más: entiendo poco de ella) bien por los 426€ de ayuda a los más necesitados porque por mucho que algunos digan que eso es una miseria, pregúntale a quien no tiene nada si no le vienen bien, al menos, para llevar un plato de comida a su casa cada día. Porque la calidad moral de un país se mide, en parte, por su solidaridad y no puedes dejar en la miseria y la indigencia a quien no tiene un sueldo por las circunstancias de la crisis porque no hay dinero y el Estado sigue endeudándose. Al menos estaremos endeudados, pero con las conciencias tranquilas.

Anuncios
 

One Response to “Por un puñado de euros (426 exactamente)”

  1. ariovisto Says:

    Me parece una medida genial. Es más, deberían recortarnos a todos de nuestras nóminas cien euros y ponerlos en una especie de FPPG (Fondo Previsor de Paro Galopante) para que de este modo, cuando lleguemos a los 4.800.000 parados, tengamos solidaridad suficiente para todos. Y cuandose acabe esta prestación, rebajarnos otros cien euros de nuestras nóminas para subsidiar la seguridad social y así hasta que todos seamos igual de solidariamente pobres…. como en la Rusia anterior ala glasnok

    Aunque esta idea no es muy original, Caritas lo lleva haciendo siglos. Y lo de la sopa boba de los conventos, tal vez milenios.

    Pretendía ser sarcástico (Homer Simpson)

    Un beso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s