Las Cosas De Altisidora

Todas estas malandanzas te suceden, empedernido caballero, por el pecado de tu dureza y pertinacia; y plega a Dios que se le olvide a Sancho tu escudero el azotarse, porque nunca salga de su encanto esta tan amada tuya Dulcinea, ni tú la goces, ni llegues a tálamo con ella, a lo menos viviendo yo, que te adoro.

Más almendras amargas 08/02/2009

Hace un ratito he descubierto que García Márquez escribió una vez un artículo para la revista Cambio que se llamaba “La nostalgia de las almendras amargas” donde decía justo lo mismo (aunque con palabras más hermosas…al fin y al cabo es Gabo ni más ni menos) que yo en el post de ayer, es decir: que la primera línea de una novela tiene que atrapar la atención del lector y mantenerlo en vilo hasta el final.

Para García Márquez es Kafka el auténtico maestro en atraer y mantener la atención, especialmente con el comienzo de La Metamorfosis (”Gregorio Samsa despertó una mañana convertido en un gigantesco insecto”) y con el relato breve El Buitre (”Érase un buitre que me picoteaba los piés”). Y Gabriel se vió en la obligación de crear el mejor inicio posible para El Amor en los Tiempos del Cólera. Dice que le costó sudor y lágrimas…Gracias, Gabo, por llorar tan bien.

En mi humilde opinión, creo que hay muchos grandes inicios de novelas:

Vladimir Nabokov, Lolita:

“Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Mi pecado, mi alma. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un trayecto en tres etapas a través del paladar e impacta, en el tercero, en los dientes. Lo. Li. Ta.”

Miguel de Cervantes, El Quijote:

“En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor…”

José de Espronceda, El Estudiante de Salamanca:

“Era más de medianoche/ antiguas historias cuentan,/ cuando en sueño y en silencio/ lóbrega envuelta la tierra,/ los vivos muertos parecen,/ los muertos la tumba dejan.”

Gabriel García Márquez, Cien Años de Soledad:

“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo”.

Truman Capote, A Sangre Fría:

“El pueblo de Holcomb está en las elevadas llanuras trigueras del oeste de Kansas, una zona solitaria que otros habitantes de Kansas llamán “allá”.”

Miguel de Unamuno, Niebla:

“Al aparecer Augusto a la puerta de su casa extendió el brazo derecho, con la mano palma abajo y abierta, y dirigiendo los ojos al cielo quedóse un momento parado en esta actitud estatuaria y augusta. No era que tomaba posesión del mundo exterior, sino era que observaba si llovía. Y al recibir en el dorso de la mano el frescor del lento orvallo frunció el entrecejo. Y no era tampoco que le molestase la llovizna, sino el tener que abrir el paraguas. ¡Estaba tan elegante, tan esbelto, plegado y dentro de su funda! Un paraguas cerrado es tan elegante como es feo un paraguas abierto.”

Y habrá cientos, pero he seleccionado mis preferidos (de los que recuerdo ahora mismo por supuesto).

En fin…me pareció muy interesante el artículo de García Márquez en el que habla de cómo inició la escritura de El Amor en los Tiempos del Cólera, así que, para quien esté interesado, aquí os dejo el enlace: La nostalgia de las almendras amargas.

Por cierto, que como me ha dicho un gran bloggero esta mañana: también existen finales de novelas grandiosos y para muestra, un botón:

Gabriel García Márquez, El Coronel no tiene quien le escriba:

“¿Y qué comeremos mañana?”

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s