Las Cosas De Altisidora

Todas estas malandanzas te suceden, empedernido caballero, por el pecado de tu dureza y pertinacia; y plega a Dios que se le olvide a Sancho tu escudero el azotarse, porque nunca salga de su encanto esta tan amada tuya Dulcinea, ni tú la goces, ni llegues a tálamo con ella, a lo menos viviendo yo, que te adoro.

Amores Platónicos 08/02/2009

( publicado el 1 de agosto de 2008 )

Hoy una amiga me ha recordado los amores platónicos. Esos amores ideales que viven tan solo en tu imaginación, una especie de amor espiritual y totalmente puro que se puede sentir tanto hacia una persona a la que ves a diario pero con la que nunca has cruzado una palabra o que puedes experimentar con un amigo por el que sientes algo más que amistad pero que es diferente al amor tal y como lo entendemos en nuestra vida diaria.

Fue Platón, a través de la clasificación de los tipos de amor en sus “Diálogos”, quien concibió este tipo de amor que se expresa de una forma intelectual y no física. Es, en definitiva, el amor por la belleza absoluta, que siempre está idealizada.

Hoy día un amor platónico es aquel que es inalcanzable y que, por lo general, se mantiene en nuestro ideal para siempre aunque de una forma que, gracias a Dios, no duele, porque desde el inicio eres consciente de que es amor idealizado e idealista, “platónico”, inalcanzable, irrealizable, imposible de materializar por el motivo que sea. Pero, a pesar de todo, no te importa, porque lo asumes como tal desde el principio y no es exactamente como un amor no correspondido (estos sí duelen, aunque por ahí leí una vez que duele más el amor correspondido que el no correspondido, y creo que es cierto), sino que es otra cosa.

Todo esto viene a que mi amiga me ha recordado hoy a mi amor platónico. Al decirme que, de pronto, hoy ha tenido noticias de un amor platónico al que no ve desde el colegio, me he acordado de Jesús.

Yo tenía 12 años cuando lo conocí. Él era un año mayor que yo, estudiábamos en el mismo colegio e íbamos juntos a clases de artes marciales. Además, su hermana era amiga mía del colegio. Entonces no sabía que era un amor platónico porque era pequeña para tener conciencia de ideas filofósicas de semejante magnitud. Así que, simplemente, me gustaba y punto. Nos veíamos todos los días y, obviamente, apenas si hablábamos: sólo alguna que otra vez a través de su hermana o en las clases de taekwondo. Pero eran niñerías de púberes.

Desde luego, no era uno de esos amores que te quitan el sueño y te duelen. Era, simplemente, un sentimiento idealizado, puro y precioso que vivía en la imaginación de una pre-adolescente pelín tímida para ese tipo de cosas.

Poco después. él terminó la EGB (sí, así de mayor soy) y ya sólo nos veíamos en las clases de taekwondo. Un año después, fui yo quien terminó y empezó BUP en un colegio de cuyo nombre no quiero acordarme…Y con las presiones de los estudios, la carrera que quería hacer, etc, dejé las artes marciales y, por extensión, dejé de verlo.

De vez en cuando lo veía por el barrio y el corazón siempre me daba un vuelco. Luego pasaba un par de días visualizándolo en mi mente y caía de nuevo en lo más profundo y oculto de mi cabecita para permitirme seguir con mi vida.

La última vez que lo ví fue un par de años después de terminar la carrera, en el autobús…y entonces fui consciente de que se trataba de un amor en el sentido platónico del mismo. De nuevo me dio un vuelco el corazón y en mi imaginación, él seguía siendo perfecto.

No sé en qué momento me olvidé total y absolutamente de él, relegándolo, durante años, a un oscuro rincón de mis recuerdos infantiles…pero hoy mi amiga ha devuelto ese recuerdo a mi realidad: me ha arrancado una sonrisa y me he preguntado “¿Qué será de él? ¿Estará casado? ¿Tendrá niños?…” Y, curiosamente, su rostro se ha dibujado con tal claridad en mi mente que hasta me he sorprendido un poco.

Sería genial cruzarme con él, de pronto y durante un minuto, en cualquier parte de Sevilla o de cualquier ciudad del mundo. Sólo por ver si su sonrisa sigue siendo la misma.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s